La vacuna es una señal de que estamos en los últimos tiempos

 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. 1 Juan 5:19.

(( Sabemos que somos de Dios )) Tenemos que saber más que nunca a quien le pertenecemos, si a las tinieblas o a la luz. Esta respuesta la sabemos cuando el Espíritu Santo nos testifica de que somos de Dios. Lo sabemos en segundo plano, cuando vivimos un estilo de vida que Dios le agrada. Nos damos cuenta por el conocimiento y la revelación que Dios nos da, lo cual ante todo engaño que este mundo presenta lo podemos percibir y descubrir. 

(( Y el mundo entero está bajo el maligno )) Esta expresión da ha conocer, que el mundo está dominando por el diablo ¿qué el diablo domina de las personas? domina la mente, los pensamientos, las decisiones a tomar. Las tinieblas utilizan a parte de su poderes espirituales, utilizan los medios de comunicación para aún más convencer la personas de una realidad que no es verdadera. La palabra (arrepentimiento) su definición principal es (cambiar la manera de pensar). Antes sin Jesucristo, nuestra mente estaba controlada por el pecado, el engaño y la maldad. Aún con Cristo tenemos guerra en nuestra mente, por que es el campo de batalla. Si nuestra fe mengua ¿qué sucede? nuestra mente vuelve a ser dominada por las dudas, por el engaño y las maquinaciones de las tinieblas.

Tenemos que conocer, que esto de la pandemia, fue planificada por el hombre con la influencia de las tinieblas y permitida por Dios. Como es planificada, debemos conocer que la vacuna tiene que tener cierta relación con el surgimiento del virus. Como estamos en los últimos tiempos, posiblemente entrando a todo lo que revela el libro de Apocalipsis, debemos de estar alerta, avisado, de que todo lo que se levante tenemos que tener mucho cuidado, porque el mundo ofrecerá su información, nosotros como cristianos debemos de también buscar nuestra información en la fuente que es Dios, a través de la oración. De esa forma sabremos que debemos hacer, que decisión debemos de tomar. 

La vacuna es una señal, de que nos estamos acercando a la tribulación, por ende, tenemos que estar avisado y presentando a Cristo como la única vía de salvación para el hombre.  Quizás yo esté equivocado o en lo cierto en cuanto a la vacuna, pero sobre todas las cosas busquemos a Dios en oración para saber que decisión debemos de tomar.


1 comentario:

Publicaciones Recientes