Un mundo que no conoce a Jesús

Cada día escuchamos hablar de Dios y de su Hijo Unigénito Jesucristo, en la televisión, radio, revista, periódicos y en las calles cuando están evangelizando, pero aún así, la Biblia declara que el mundo no conoce a Jesús.

En el mundo estaba, y el mundo por Él fue hecho; pero el mundo no le conoció. Juan 1:10.

(( En el mundo estaba )) Aquí indica la primera venida de Jesucristo, cuando fue enviado por el Padre a este mundo para darse en sacrificio vivo por el pecado del hombre y testificar que era el mesías.

(( Y el mundo por Él fue hecho )) En esta expresión conocemos la divinidad y la unidad de Jesús con el Padre. Jesucristo es el verbo (Juan 1:1) osea, la palabra que sale de la boca de Dios, la que participó en la creación del mundo (Gén.1:1).

(( Pero el mundo no le conoció )) Aunque está en pasado (conoció) lo podemos aplicar en presente (no le conocen). La palabra (mundo) tiene varios significados, uno de ellos es la palabra (humanidad). El mundo representa el pecado y la rebeldía, cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios, el mal se enseñoreo en la tierra y comenzó a reinar la muerte. Esto significa que cuando el hombre nace en este mundo, nace pecador, aquí está la clave del asunto, el hombre nace cautivo del pecado y por tanto su mente está ajena a todas las cosas de Dios y vive en una condición espiritual caída siguiendo las corrientes del mundo (Efesios 2:2). Es como vivir una vida en la cual no se ha conocido la verdad, por que la práctica del pecado permiten que las tinieblas cautiven los pensamientos del hombre pecador. De ahí que las personas adoptan un estilo de vida que la llevarán a la perdición, es un estilo de vida engañoso, porque no se conoce la realidad en donde se está parado y porque camino es que se debe caminar, pueden tener éxitos en este mundo, pueden no causar ningún mal a nadie, pero, es pecador sino tiene a Jesús como su salvador. Una gran mayoría de judíos rechazaron a Jesús,  a la cabeza los fariseos, miren que ellos oraban a Dios y estudiaban la Torá, pero no le conocían porque la verdad viene de Dios a través de su Espíritu Santo al hombre para que pueda creer en Cristo. El mundo aborrece a Jesús porque su dirección son las obras malas.   Nota: Viviendo un estilo de vida mundano influenciado por los demonios, las personas no pueden conocer verdaderamente a Jesús, porque sus pensamientos y conocimientos de la realidad de Dios están cautivos.   

Cuando observamos que una gran mayoría de personas en este mundo no conocen a Jesús aún escuchando hablar de Él e incluso aún profesando seguirle y conocerle, significa, que esas personas no han sido convertidas por la obra del Espíritu Santo. El asunto está en que el hombre para conocer verdaderamente a Jesús tiene que arrepentirse de su pecado y ser tocado su corazón para que pueda tener fe en Jesús y poder llegar al conocimiento. Si una persona no se ha convertido para Jesucristo vivirá una vida perdida en este mundo y sin conocer verdaderamente a Jesús.

Reflexión:
Hay una salvación que es prioritaria y que el pecado oculta en nuestra vida. Necesitamos de Cristo para tener una esperanza de vida. Clama a Dios y acepta a Jesucristo como tu único salvador, conocer a Cristo es ser transformado, es experimentar un cambio de vida para testimonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes