Siguiendo a Jesús


En el libro de Mateo conocemos que Jesucristo llegó donde el recaudador de impuesto llamado Mateo, dice la palabra que Jesús lo vio y fue donde Mateo y le dijo "sígueme". 

Dice la palabra que Mateo se levanto y siguió. Muy bien ¿quien era Mateo? Mateo conforme a la Biblia, era un publicano, un recaudador de impuesto, y el recaudador de impuesto en el tiempo de Jesús, era una persona que cobraba impuesto al pueblo, y esos impuesto eran del gobierno romano. Los publicanos o cobradores de impuestos cobraban más de lo debido a las personas, tenían una ganancia deshonesta, por consiguiente, conforme a los comentarios bíblicos las personas de ese tiempo miraban a los publicanos como personas no grata, no deseada por el comportamiento que tenían, por sus corazones ambiciosos. Por consiguiente conocemos que Jesús llega donde Mateo, a Jesús no le importó que Mateo sea un publicano, que Mateo sea un cobrador de impuesto, Jesús no vio la posición de Mateo, Jesús no vio en ese momento la practica pecaminosa de Mateo, Jesús en ese momento vio el corazón de Mateo que estaba dispuesto a recibir su palabra, ahora amigo que me escucha no importa quien sea tu, en que posición tu te encuentre, ya sea una posición alta, ya sea una posición baja, ya sea pobre, ya sea rico, ya sea un pecador pervernido. Lo que le interesa a Jesús es tu corazón, lo que le interesa a Jesús es que tu le reciba, no importa amigo que me escucha que pecado tu haya cometido o en que práctica pecaminosa tu te encuentra, lo importante es amigo que tu abras el corazón para Jesús y entienda que tu necesita salvación, que entienda que tu necesita vida eterna y es a través de Jesucristo. 

Hay vida en Cristo, hay esperanza, hay oportunidad  en Jesucristo, abre amigo tu corazón a la palabra de Dios al evangelio de Cristo, si abre tu corazón a Jesús vas a experimentar el amor de Dios en tu vida, vas a experimentar la obra transformadora del Espíritu Santo que cambia las vidas, que cambia los corazones que así se abren a la palabra de Dios, así corazones que reciben a Cristo. No importa quien tu sea, no importa en que condición tu te encuentra, tu tienes una oportunidad de recibir el amor de Dios en Cristo Jesús, sólo tiene que reconocer tu pecado, reconocer que eres pecador, reconocer que necesita a Cristo en tu vida.

Sigue a Jesús como siguió Mateo, recibe esa palabra que también recibió Mateo, esa palabra de Jesús que llegó a su corazón y le produjo un cambio, una transformación en su corazón mente y vida para que pudiera levantarse y seguir a Jesús. Es tiempo amigo, recibe esa palabra de Jesús y síguelo en tu vida para salvación amen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultimas Publicaciones

Entradas Populares