Los demonios se apoderan de la voz, vista, mente y articulaciones de las personas


(Serie 1)
Estaré publicando una serie de publicaciones sobre el reino de las tinieblas y su manifestaciones en el ámbito físico en el que vivimos. A continuación conoceremos como los demonios se apoderan de la voz, vista, mente y articulaciones de las personas.

Pero había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, que dio voces, diciendo:¡Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios. Pero Jesús le reprendió, diciendo:¡Cállate, y sal de él!. Marcos 1:24-24.

En este versículo nos damos cuenta de lo siguiente: ((Pero había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo)) significa, que había un hombre nada más y nada menos en una Iglesia, que tenía un espíritu inmundo, las demás personas lo veían como cualquier hombre normal, pero, en el ámbito espiritual estaba descubierta su personalidad, sólo Jesús al verlo lo descubrió.

((Que dio voces, diciendo:¡Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios)) El hombre que estaba en la Iglesia hablaba con voz fuerte a Jesús, la pregunta es ¿quién estaba hablando? hablaba el demonio a través de la garganta del hombre. Por consiguiente, personas que están endemoniadas hablan palabras que no se dan ni cuenta que la están hablando ¿por qué? porque están sometida a la cautividad demoníaca.

((Sé quién eres, el Santo de Dios)) Conocemos aquí en esta expresión, que los demonios sabían quien era Jesús, las demás personas fuera de los discípulos no sabían quien era Jesucristo. Este conocimiento de los demonios indica que ellos tienen conocimiento profundo espirituales, parte de ellos viajan en las dimensiones del tiempo y conocen el estilo de vida de cada personas. Nota: Los brujos, reciben informaciones de las personas por medios de los demonios que ellos invocan. 

LOS DEMONIOS UTILIZAN LA VOZ, VISTA, MENTE Y ARTICULACIONES:

Vista, voz, mente: "Éste, al ver a Jesús, lanzó un gran grito, y postrándose a sus pies exclamó a gran voz: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te ruego que no me atormentes. Lucas 8:28".

Articulaciones del cuerpo, Cautividad: "Porque mandaba al espíritu inmundo que saliese del hombre, pues hacía mucho tiempo que se había apoderado de él; y le ataban con cadenas y grillos, pero rompiendo las cadenas, era impelido por el demonio a los desiertos".

Reflexión:
Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. Juan 8:36.

El hombre sin Cristo necesita ser libertado, del pecado y los demonios. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes