Enfrentando el desánimo

Es muy difícil decir que algún cristiano no haya tenido en un tiempo desánimo, o sea momento en el cual tu cuerpo se rehúsa a hacer las cosas que te mantienen conectado con Dios. Ejemplo: Oración constante, lectura de la Palabra, evangelizar en las calles, amar a nuestros prójimo, en general hacer la voluntad de Dios. Hay tiempos en los cuales estamos como si fuera caídos, como si fuéramos atacado por un espíritu de desánimo, de debilidad, de inconsistencia para no estar en comunión con Dios. Pero, sea la causa que fuera, Dios siempre tiene una palabra para nuestra situación, sólo debemos de buscarla y creerla.

Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo. Salmos 55:22

(( Echa sobre Jehová tu carga )) La palabra (carga) tiene varias definiciones, como son ( presión, aflicción, cargar pesado ). Para echar sobre Jehová la carga, debemos primero tener una relación plena con Él para tener la confianza de que cuando nos acercamos a Dios nuestra carga estará depositada. Aunque estemos cargando pesado, sino tenemos la fe en Dios, nuestra carga seguirá presionándonos. Muchas veces no deshacemos de la carga y luego volvemos a cargar pesado nuevamente. Pero no importa cual sea tu situación, lo que no puedes es darte por vencido, tienes que levantarte una y otra vez y cada día ponerte una meta. 

(( Y Él te sustentará )) La palabra ( sustentar ) significa ( conducir, proteger ). Dios a través de su Hijo Jesucristo nos sustenta, nos da dirección y sobre todo nos protege si así lo creemos, por su palabra.

(( No dejará para siempre caído al justo )) Si has caído física o espiritualmente, si tienes la fe puesta en Jesús, Dios, no te dejará para siempre caído. Esto significa, que a pesar de cualquier desánimo en tu vida, a pesar de cualquier situación, Dios lo que espera es tu accionar, para que te levantes, creyendo en su palabra. "Dios no dejará para siempre caído al justo" la clave, es la confianza que tu puedas tener para con Dios ( Dios perdona todo corazón arrepentido, contristo y humillado ). Nota: lo que no puedes hacer, es quedarte caído, atado, turbado por los demonios, debes de saber, que Dios te perdona y espera que tu confíes en Él. 

Oración:

Dios mío me he convencido, de que no importa la veces que yo  pueda caer, lo importante es que yo pueda reconocer que he fallado y depositar mi fe en ti con un corazón arrepentido. Dios mío ayúdame a  vencer toda condición de desánimo, todo ataques espirituales, todo desánimo carnal y apartarme de toda obra mala que me pueda estar contaminando, me levanto una y otra vez, no estaré vencido, ayúdame oh Dios en el nombre de Jesús amen. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones Recientes