La ira de Dios, sobre todo aquel que rehúsa creer en Jesús


El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Juan 3:36 RVR60.

<< El que cree en el Hijo tiene vida eterna >> La Biblia, es clara, es precisa, el hombre sólo tiene que creer en Jesucristo, no se presenta en la palabra de Dios otra vía de salvación, sólo Cristo (Juan 14:6).

<< Pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida >> No aceptar a Cristo, significa, que la persona no recibirá salvación, aunque, exprese que ama a Dios, aunque tenga todo el conocimiento de la palabra de Dios. No creer en Jesús, significa, no darle el lugar que merece, significa, no tener un testimonio de lo que ha echo en nuestra vida, no creer en Jesús, significa, recibir una enseñanza errónea de quien es Jesús ( Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. 1 Juan 5:11).

<< Sino que la ira de Dios está sobre él >> Dios es amor (sí es amor) pero también es fuego consumidor (Hebreos 12:29). No creer en Jesucristo, significa, que la persona está rechazando su obra salvadora en el madero, y está desobedeciendo a los mandamientos de Dios (¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron? Hebreos 4:18). La sangre preciosa de Jesucristo, justifica al hombre para que pueda ser salvo de la ira de Dios (Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por Él seremos salvos de la ira. Romanos 5:9).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes