Menorá


La menorá (en hebreo: מנורה, lit. «lámpara»)2​ es el candelabro o lámpara de aceite de siete brazos propia de la cultura hebrea, descrita en la Biblia y más específicamente en el libro del Éxodo. Se trata de uno de los objetos rituales más importantes del judaísmo. Se le considera, también, uno de sus símbolos más antiguos, ya que remonta a la época inmediatamente posterior a la salida de Egipto.3​, cuando las doce tribus al mando de Moisés acamparon al pie del monte Sinaí para recibir la Torá. Junto con el tabernáculo y el Arca de la Alianza, la primera menorá fue diseñada por Yahvé y ejecutada por el hábil artesano judío Bezalel.4​

"El alma del hombre es la lámpara de Dios"5​ Nosotros somos los que debemos encender las lámparas, lo que nos enseña que es nuestra responsabilidad hacer lo que sea necesario. Si servimos a Dios, incluso ese poquito, "estamos encendiendo nuestras propias lámparas, nuestras almas". Entonces Dios nos ayudará asegurándose de que la llama nunca se apague6​

Rebbe Najman de Breslov
Según la Biblia la menorá fue colocada en el Tabernáculo y luego en el Templo de Jerusalén.7​ Allí, delante del Santo de los Santos, había un candelabro de oro purísimo, labrado a martillo que tenía siete brazos, en cada uno de los cuales ardía una luminaria.

Según los libros de Zacarías e Isaías, la menorá es un símbolo del espíritu divino.

Además de la descripción bíblica y otras referencias literarias como las obras de Flavio Josefo, se conservan varias representaciones pictóricas o epigráficas. Una de las más antiguas es la que aparece en el bajorrelieve del Arco de Tito, en la Via Sacra del Foro Romano, construido en el año 82 para conmemorar la toma de Jerusalén en el año 70. Dicha representación muestra el triunfo del vencedor, portando la menorá como trofeo.8​

Algunas veces la menorá es confundida con la januquiá, candelabro de nueve brazos empleado en la festividad de las luminarias (Janucá); sin embargo, su cantidad de brazos, función y origen son muy diferentes.9​

Usada como señal de judaísmo en sinagogas y lápidas desde la antigüedad, es uno de los símbolos del moderno Estado de Israel, y aparece de manera destacada en su escudo desde 1948.

Orígenes, construcción y uso

Sumo sacerdote de Israel con los implementos del Templo de Jerusalén, entre los que destaca la menorá. Pentateuco de Ratisbona, Bavaria, 1300.10​
La menorá consistía de una base que soportaba una caña principal o eje vertical del cual se desprendían seis brazos, tres de cada lado. El candelabro era una unidad de oro puro, macizo y labrado a martillo. Los seis brazos laterales se curvaban de modo tal que alcanzaran la misma altura que el eje vertical, de manera que las luminarias de los siete brazos eran equidistantes y formaban una línea horizontal. Su función de servir como signo de adoración en el Tabernáculo, el santuario portátil erigido por Moisés en el desierto, y años más tarde, en el Templo de Jerusalén. Para la menorá se empleaba el más puro aceite de oliva, cambiado a diario para mantener vivas sus luces.

La descripción, puesta en boca de Yahveh, es la siguiente:

« 31 Harás además un candelabro de oro puro. El candelabro, su base y su caña han de hacerse labrados a martillo; sus copas, sus cálices y sus flores serán de una pieza con él. 32 Y saldrán de sus lados seis brazos; tres brazos del candelabro de uno de sus lados y tres brazos del candelabro del otro lado. 33 Habrá tres copas en forma de flor de almendro en un brazo, con un cáliz y una flor; y tres copas en forma de flor de almendro en el otro brazo, con un cáliz y una flor; así en los seis brazos que salen del candelabro. 34 Y en la caña del candelabro habrá cuatro copas en forma de flor de almendro, con sus cálices y sus flores. 35 Y habrá un cáliz debajo de los dos primeros brazos que salen de él, y un cáliz debajo de los dos siguientes brazos que salen de él, y un cáliz debajo de los dos últimos brazos que salen de él; así con los seis brazos que salen del candelabro. 36 Sus cálices y sus brazos serán de una pieza con él; todo ello será una sola pieza de oro puro labrado a martillo. 37 Entonces harás sus siete lámparas; sus lámparas serán levantadas de modo que alumbren el espacio frente al candelabro. 38 Y sus despabiladeras y sus platillos serán de oro puro. 39 El candelabro, con todos estos utensilios, será hecho de un talento de oro puro. 40 Y mira que los hagas según el diseño que te ha sido mostrado en el monte». —Éxodo 25:31-40.11​

Fuente: Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes