Los hombres que no se arrepintieron de adorar a los demonios

CONFORME AL LIBRO DE APOCALIPSIS, EN LA GRAN TRIBULACIÓN, LOS HOMBRES NO SE ARREPENTIRÁN DE SUS OBRAS MALAS, AUN VIENDO LOS JUICIOS DE DIOS, PORQUE ESTÁN ESCLAVIZADOS A LOS DEMONIOS POR SU ADORACIÓN HACIA ELLOS.

Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar. Apocalipsis 9:20 RVR60.


<< Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas >> Las plagas caerán  sobre la tierra, estas plagas, están representadas por el fuego, el humo y el azufre, y ángeles caídos la propiciarán (Ap.9:18).

<< Ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos >> "Las obras de sus manos" significa, que los hombres que no morirán a causa de las plagas, no se arrepentirán de hacer lo malo. Podemos conocer, que estos hombres tienen una mente entenebrecidas y unos corazones endurecidos, tienen una condición depravantes, las cuales las estamos viviendo en la actualidad,  porque le han permitido a las tinieblas que gobiernen sus vidas. 

<< Ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera >> Aquí podemos conocer, que la idolatría influye en la condición humana, espiritual, primero, engaña los corazones, segundo, lo pervierte, tercero, lo destruye. Por consiguiente, se presenta varias formas o manera de adorar a los demonios, las cuales, son por medios de imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, aquí se mezclan diferentes tipos de adoraciones que hacen las religiones satánicas a los demonios. Nota: La idolatría produce, que el hombre se esclavice y haga su dios a los demonios. Es tan así, que al ver los juicios de Dios caer, dice la palabra, estos hombres  no se arrepintieron. Podemos conocer la influencia diabólica que provocan  los demonios por medio de la idolatría y el engaño a la humanidad, para que el hombre,  con un corazón endurecido se nieguen a conocer la verdad, que es a través de Jesucristo (Juan 14:6).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes