Tú eliges (Salvación o Condenación)


Vivimos en un mundo de tinieblas, en el cual el hombre nace en pecado, y los demonios lo mantienen cautivo, engañado, para que ni siquiera se percaten de la necesidad que tiene el ser humano de buscar su salvación a través de Jesucristo el de la Biblia, también el de reconocer al único Dios verdadero Jehová de los ejércitos, y vivir en obediencia para Él. Por consiguiente, el hombre ignora, que hay una Salvación y una Condenación.


Introducción.

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Juan 3:18 RVR60.

(( El que en Él cree, no es condenado )) Dios no hace acepción de persona, dice (El que en Él cree), toda persona que cree por fe en Jesucristo, es salva (Efesios 2:8), por consiguiente el hombre tiene una necesidad espiritual que no la conoce, porque su entendimiento está entenebrecido, por causa del pecado y cautividad de los demonios,  y esta necesidad radica en que el hombre necesita ser salvo, y para ser salvo, tiene que creer, pero esta creencia, tiene que venir al corazón por fe. Por tanto, cuando el hombre cree no es ya condenado, porque la sentencia de muerte espiritual que llevaba al momento de aceptar a Jesucristo es quitada ¿Por qué? porque ya ha sido pagada ¿por quién? por Jesucristo en el madero. Notas: La paga del pecado es muerte, más el regalo de Dios es vida eterna en Cristo (Ro. 6:23).  

(( Pero el que no cree, ya ha sido condenado )) Significa; el que se rehúsa a creer, como el hombre necio, que dice en su corazón  "No hay Dios"  Salmos 14:1, ya ha sido condenado, o sea que hay una condena que el hombre sin arrepentimiento lleva y no se da ni cuenta, esta condenación tiene un castigo en el infierno y luego por toda una eternidad en el lago de fuego. Notas: Dios no quiere que el hombre se pierda, sino que proceda al arrepentimiento ( ... No queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 2 Pedro 3:9 ).

(( Porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios )) La condena espiritual en el hombre, radica, por el pecado, y su liberación de condena, radica, en Jesucristo, Él cual se entregó como sacrificio vivo, y como pago, en sustitución en lugar del hombre en la cruz, para que de esta manera el hombre pudiera ser salvo. Notas: Cuando el hombre acepta en su corazón a Cristo, está siendo descargado de toda culpabilidad, porque el que pagó la condena del hombre fue ( Jesucristo ).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes