Predicando a Cristo por contienda


Lamentablemente la iglesia a caído en una situación tal, que en su gran mayoría con excepciones, se han dejado llevar por la corriente engañosa del mundo, y líderes, están predicando a Jesucristo por contienda, eso es lo que se llama un engaño satánico.

Introducción.

Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. Filipenses 1:15 RVR60.

<< Algunos, a la verdad >> La palabra (Algunos) significa: Uno o varios, seguido de la expresión de veracidad, osea dándole certeza a lo que se está indicando.

<< Predican a cristo por envidia y contienda >> En el tiempo del Apóstol Pablo ya  se estaba dando esta situación, la palabra presenta a este tipo de personas como: Falsos, obreros fraudulentos, que se disfrazan (2 Corintios 11:13). La palabra (Envidia) significa: Estar celoso, que a su vez, se relaciona con la palabra (Malicia). La palabra (Contienda) significa: Pleito, rencilla, debate, disputa, división. Notas: ¿A contienda llamó Dios al cristiano? No. Por consiguiente, debemos de reflexionar y reconocer, que si estamos predicando a Cristo por envidia, por contienda, le estamos haciendo el trabajo al diablo, por tanto, debemos de arrepentirnos a tiempo y reconocer el pecado en nuestra vida, si es que queremos ser salvos. Dios nos llamó para que vivamos  con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo (Filipenses 2:3). En consecuencia, el predicar a Jesucristo, en contienda, en vanagloria, en orgullo, nos está indicando, que estamos actuando bajo un engaño, un sensacionalismo, que muchas veces no lo reconocemos, porque nos estamos dejando llevar por la carne y las tinieblas (Gálatas 5:26).

<< Pero otros de buena voluntad >> Significa, que también hay personas que anuncian la buena noticia porque de veras aman a Cristo y quieren ayudar. La expresión (Buena voluntad) se relaciona a la persona que hace el bien. 

Es tiempo de reflexionar, y conocer por donde estamos caminando, que actitud estamos tomando, porque el Evangelio, no es competencia, no es envidia, no es contienda, no es hipocresía, no es mundano, no es mezclado, no es contaminante, porque de una o de otra manera, tenemos que darle cuenta a Dios.

Dios quiere que tu le seas fiel hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes