La raíz de todos los males


Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 1 Timoteo 6:10 RVR60.

(( Porque raíz de todos los males es el amor al dinero )) Hay un comienzo que influye para que los males lleguen a una persona. Este tipo de mal, que a su vez produce males como síntomas de una enfermedad, llega cuando el corazón del hombre se entrega al dinero. La razón primordial de los males, es por un sentimiento intenso que se le deposita al dinero, y cuando una persona deposita su corazón al dinero antes que a Dios, cae en una red que lo atrapa. Notas: El amor al dinero provoca en muchas ocasiones que el hombre cometa actos aborrecibles, porque la avaricia  abre puertas a los demonios. 


(( El cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe )) El problema del dinero no radica en que una persona pueda desearlo de una manera justa (Habacuc 2:9),  sino que lo malo está en la codicia, la cual significa ( Afán excesivo de riquezas ), todas las cosas que amamos más que a Dios, esas cosas toman su lugar en nuestras vidas ( Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Mateo 6:24 ). La codicia produce en el corazón del hombre corrupción, hasta en líderes, ministros, pastores, por causa del amor al dinero se han extraviado de la fe, y se han corrompido ¿por qué? porque los afanes de este siglo, el engaño de la riquezas, las codicias de muchas cosas, dice la Biblia, que entran y ahogan la palabra en el corazón del hombre (Marcos 4:19).

(( Y fueron traspasados de muchos dolores )) El olvidarse de Dios, trae su consecuencia, se termina en sufrimiento y dolor, como muchos han terminado, por poner su corazón en el dinero y no en Dios. Notas: Una respuesta a este tema de gran importancia la encontramos en el siguiente pasaje de la Biblia: 
( Dos cosas te he demandado; No me las niegues antes que muera: Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; Manténme del pan necesario;  No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte,Y blasfeme el nombre de mi Dios. Proverbios 30:7-9 ).

¿Consecuencia de la avaricia sin un arrepentimiento?

Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 1 Corintios 6:10 RVR60.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultimas Publicaciones

Entradas Populares