El cordero de Dios


El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él y dijo: He aquí el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Juan 1:29.
 
En el antiguo testamento, para perdonar, o cubrir el pecado que cometía  una persona, tenía que ir donde el sacerdote, y ofrecer como sacrificio un becerro ante Jehová para que sus pecados sean cubierto, y pudiera seguir su vida en comunión con Dios (Levítico 4:1-3).

<< He aquí el cordero de Dios >> Esta referencia (Cordero) de Juan para Cristo, significa que como en el antiguo testamento (Pacto) para cubrir el pecado del hombre, se tenía que ofrecer un becerro como sacrificio por su pecado, así Jesucristo se iba hacer ofrenda viva, como  sacrificio por los pecadores, para perdonar el pecado, ahora en un nuevo pacto en la cruz.

<< Que quita el pecado del mundo >> En el antiguo testamento, el pecado sólo era cubierto, en espera de lo que había de venir (Isaías 53:10)  luego el sacrificio de Cristo al derramar su sangre en la cruz, el pecado es desde ese momento quitado, perdonado para siempre. El nombre Cordero para Cristo representa su forma de vida, y el sacrificio que hizo al tomar el lugar que le correspondía al hombre pecador, y sobre todo también el nombre (Cordero) representa después del sacrificio en la cruz,  la gloria, el poder, y el honor (Apocalipsis 7: 17).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultimas Publicaciones

Entradas Populares