Hay que nacer del agua y del espíritu, para entrar en el reino de Dios

 
Respondió Jesús: De cierto te digo que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Juan 3:5.

Reflexión:

(El agua) representa una limpieza espiritual en el hombre, y está relacionada con el bautismo del nuevo creyente, que testifica que ha recibido a Jesucristo como único y suficiente salvador en su corazón (Marcos 16:16).

(Espíritu) es la regeneración que recibimos en nuestras vidas, una vez creemos en Jesucristo, somos llenados del Espíritu Santo, para así tener una verdadera transformación, y comunión con Dios (1Pedro 1:2).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultimas Publicaciones

Entradas Populares