La humillación en el cristiano


Cuando en un cristiano no hay humillación, es porque todavía le falta madurar, y no ha entendido que lo primordial es humillarnos, primeramente a Dios, y cuando nos humillamos a Dios, pues entonces tratamos a nuestros prójimos como superiores a nosotros (Fil.2:3). La humillación, es el reconocimiento de que vivimos bajo una dependencia (Dios) y por consiguiente nuestro corazón debe de ser humilde para con el trato de los demás (Juan 13:14).   

Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, 3- y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. (Mateo 18: 2-3).

Cuando no hay humillación en el cristiano, no hay todavía madurez espiritual (Mt.18:1) existe lo que conocemos como vanagloria, la cual procede de la carne (1Juan 2:16).

El cristiano esta llamado a vivir como niño ¿De que forma? el niño tiene su dependencia en el Padre, el niño confía en el Padre, el niño no piensa vanagloriarse, el niño es humilde, el niño no está pensando en malicia, el niño es dócil de manejar (Mt.11:25). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes