Oyendo para creer: No con palabras filosóficas del mundo, sino con la palabra de Dios


Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. 2- Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. 1Corintios 2:1-2 RVR60.

El Apóstol Pablo está dirigiéndose a la iglesia de los Corintios, para darle ha conocer lo siguiente:

(v.1) Cuando Pablo fue a los creyentes de Corintios, para darles ha conocer las evidencias de la obra de Dios en el hombre, por medio de nuestro Señor Jesucristo, no se apegó, no se valió a sus propias palabras, o a sabidurías filosóficas mundanas, las cuales son vanas para retenerlas en nuestros corazones, y las cuales producen en el hombre la separación con Dios.

(v.2) Pablo en este versículo está expresando, que el hombre (Humanidad) en lo que debe de estar atento no es en las filosofías humanas contrarias a la Biblia, sino que deben de estar  conociendo  la obra redentora de Cristo, el cual se dio en sacrificio vivo en la cruz, para salvación de el hombre.

Pablo tubo confrontaciones con los filósofos griegos, los cuales no recibieron el evangelio de Cristo, porque estaban sus corazones entregados a ideologías humanísticas, y rechazaron conocer la verdad, porque la verdad la conocemos en la palabra de Dios (Juan 17:17).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultimas Publicaciones

Entradas Populares