La disciplina de Dios para sus hijos


Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;
y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo:
    Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor,
    Ni desmayes cuando eres reprendido por él;
Porque el Señor al que ama, disciplina,
Y azota a todo el que recibe por hijo. m
Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?
Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.
Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?
10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Hebreos 12:4-10 RVR60.

(v.4) En este versículo 4 se le exhorta a los creyentes de hebreos ha considerar la muerte de Cristo por el pecado del hombre, el cual ellos en sus adversidades no han tenido que soportar hasta derramar su sangre, se le insta ha luchar en contra de lo que es el pecado, lo cual tenían que combatir en sus vidas y tomar como ejemplo la obra redentora de Cristo en la Cruz.

                                                  (   Leer el resto de la publicación  )



Ultimas Publicaciones

Entradas Populares