Estas a Tiempo


2 Pedro 3: 9  El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

<< El Señor no retarda su promesa >> ¿Cual promesa? La segunda venida ( Hebreos 10: 37), esta palabra (retarda) significa demorar, y sabemos que el Señor Jesucristo no demora su promesa, y que será cumplida.

<< Según algunos la tienen por tardanza >>  Jesús dijo que el justo por la FE vivirá ( Romanos 1:17), el que vive sin fe lo tiene todo por tardanza, y no espera en su corazón al que viene, porque el Señor Jesucristo vendrá como ladrón en la noche (2 Pedro 3: 10).

<< Sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca >> Esta palabra (paciente) significa tardo para enojarse  , ¿Por qué? por su amor para con nosotros. "No queriendo que ninguno perezca." Esta palabra (perezca) se traduce del griego (ashém) ser culpable, y sabemos que todo hombre practicante del pecado es culpable, por ende la paga del pecado es la muerte espiritual ( que significa: por la eternidad apartado de Dios ).

<< Sino que todos procedan al arrepentimiento >> Esta palabra (todos) abarca una totalidad, sin excluir ninguna partes, o sea que la palabra de Dios esta para toda alma que así la quiera recibir. Pero es el hombre  quien toma su decisión, de ignorar la palabra de Dios, o de recibirla y proceder al arrepentimiento.

Esta palabra (arrepentimiento) significa pensar diferente ¿Como pensamos diferente? cuando nos humillamos a los pies de Cristo y le aceptamos como único Salvador, ahí comenzamos a pensar diferente.

Este capítulo 3 del libro de Pedro, su mensaje principal es: el día del Señor, el cual es un período de juicio divino. Pedro hace una advertencia para que no se dejen arrastrar por personas que se burlan de la verdad, enseñando con sus propios entendimientos, apartados de la verdad, olvidándose y haciendo olvidar  la promesa de que Jesús volverá. Pedro enfatiza de que el cielo y la tierra están reservado para el fuego (juicio).

Por: Domingo Cruz.

Publicaciones Recientes