La Disciplina de Dios para sus hijos


Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;
y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo:
    Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor,
    Ni desmayes cuando eres reprendido por él;
Porque el Señor al que ama, disciplina,
Y azota a todo el que recibe por hijo. m
Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?
Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.
Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?
10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Hebreos 12:4-10 RVR60.

(v.4) En este versículo 4 se le exhorta a los creyentes de hebreos ha considerar la muerte de Cristo por el pecado del hombre, el cual ellos en sus adversidades no han tenido que soportar hasta derramar su sangre, se le insta ha luchar en contra de lo que es el pecado, lo cual tenían que combatir en sus vidas y tomar como ejemplo la obra redentora de Cristo en la Cruz.

(v.5) Los hebreos ya habían olvidado las enseñanzas de la Palabra de Dios, y el que se olvida de vivir la Palabra de Dios, se debilita y cae fácilmente en pecado, y el que es hijo de Dios, y cae en pecado sin arrepentimiento viene la DISCIPLINA DE DIOS, y cuando viene la disciplina de Dios no debemos de menospreciarla sino recibirla con gratitud (Job 5:17).

(v.6) La palabra (Disciplina) significa: Corrección, Advertencia, Instrucción. Dios a sus hijos desobedientes corrige, advierte, para que no caigan nuevamente en pecados y librarles de todo mal. La palabra (Azotar) se traduce como (Castigo) el castigo es la corrección de Dios (Sal.94:12) que viene para el cristiano desobediente que no ha obedecido a sus mandamientos.
(v.7) El cristiano si es hijo de Dios debe de soportar la disciplina, porque al disciplinarlo Dios, lo hace como un padre disciplina ha su hijo, porque el padre que disciplina a su hijo es porque le ama y se preocupa por él.

(v.8) Si un cristiano no ha sido disciplinado, habiendo cometido un pecado sin arrepentimiento, entonces dice la palabra de Dios que es un bastardo, que significa (Bastardo) significa hijo ilegitimo.  

(v.9) Si nuestros padres terrenales nos disciplinaron y hoy le agradecemos por esas disciplinas, cuanto no mas a Dios, el cual es el Padre de los espíritus del hombre, y los que le obedecen vivirán. Si la disciplina terrenal no benefició, cuanto no mas la espiritual, la de Dios.

(v.10) En este versículo se le expresa a los hebreos, que sus padres lo disciplinaron por período de tiempos cortos, conforme a sus entendimientos, pero Dios nos disciplina para nuestro bien, para que participemos de su santidad (Levítico 11:44).
 
 

Publicaciones recientes