Has tesoro en el cielo, y no en la tierra

(Mateo 6:19-21)

No te afanes en atesorar riquezas, buscándola con empeño antes que a Dios. Porque de que te serviran los bienes, fuera del camino y la voluntad del Señor, ellos no te pueden salvar, al contrario te van a condenar, al vivir una vida pendiente a lo material, ante que lo espiritual que está en la Palabra misma de Dios.

Has tesoro en el cielo ¿Como lo haces? anhelando, buscando, haciendo tuya la Palabra de Dios, y descubrirás en ella el camino que te conduce al tesoro más grande que puedas imaginar, tu salvación.

(Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Lucas 6:21) Cuando te arrepiente de tus pecados y acepta a Jesucristo como tu único Salvador y vives una vida en obediencia, pues ya tienes un tesoro que te espera, que es el reino de Dios, donde morarás.

Puedes pedir bendiciones, materiales y espirituales, pero antes de todo presentar a Dios lo que deseas, para que Él obre conforme a su voluntad y a lo que te convenga, recuerda antes que todo está Dios, y no podemos permitir que nada ni nadie ocupe su lugar en nuestros corazones amen.


Por Domingo Cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes