El amor hacia los enemigos

Mateo 5:38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.
5:39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;
5:40 y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa;
5:41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.

En la ley el que cometía un daño a otro, de la misma forma tenía que pagarlo para consigo mismo, pero al venir Cristo, abolió la ley para que sobreabundara la gracia en las almas de los hombres.

Para que tu pueda amar a un enemigo, el cual te ha herido mas que tu mejillas, y ha maltratado tu corazón, tu tiene que haber sido transformado, redimido con la sangre de Cristo en tu vida, para poder perdonar y amar a tus enemigos, porque por tu propia voluntad no podrás.

Es que al entregar tu túnica a un prójimo, te esta despojando de algo que pueda que tenga un valor para ti, pero ese amor que esta reflejado en ese valor que quizás no queremos entregar, expresar, que esta oculto prisionero en nuestro interior para con los demás, se manifiesta en nuestra vida no importando cuales sean las causas, aceptando a Jesucristo en nuestros corazones, y viviendo por el amor de sus palabras, entonces viene a prevalecer el amor sobre todo odio, maldad que no puedan causar.


Por: Domingo Cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones Recientes

Entradas Populares