Versiculos de Promesas en la Bíblia


Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, Que no se mueve, sino que permanece para siempre. Salmos 125:1 RVR

Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre. Isaías 32:17 RVR

Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. Gálatas 3:26 RVR

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16 RVR

El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos. Proverbios 17:22 RVR

Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré. Hebreos 13:5 RVR

Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. Hebreos 8:12 RVR

Y los limpiaré de toda su maldad con que pecaron contra mí; y perdonaré todos sus pecados con que contra mi pecaron, y con que contra mí se rebelaron. Jeremías 33:8 RVR

El que escarnece al pobre afrenta a su Hacedor; Y el que se alegra de la calamidad no quedará sin castigo. Proverbios 17:5 RVR

Mejor es el pobre que camina en su integridad, Que el de perversos caminos y rico. Proverbios 28:6 RVR

Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá. Jeremías 54:15 RVR

Los que amáis a Jehová, aborreced el mal; El guarda las almas de sus santos; De mano de los impíos los libra. Salmos 97:10 RVR

Pero en aquel día yo te libraré, dice Jehová, y no serás entregado en manos de aquellos a quienes tú temes. Porque ciertamente te libraré, y no caerás a espada, sino que tu vida te será por botín, porque tuviste confianza en mí, dice Jehová. Jeremías 39:17-18 RVR

Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré salvo; porque tú eres mi alabanza. Jeremías 17:14 RVR

Por su maldad será lanzado el impío; Mas el justo en su muerte tiene esperanza. Proverbios 14:32 RVR

Para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu. Gálatas 3:14 RVR

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Filipenses 4:19 RVR

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. Efesios 2:8 RVR

Las promesas de la Palabra de Dios, son cumplida para aquellas almas que en verdad de corazón la reciben, la obedecen, y comienzan a vivir una vida santificada para Dios. Las promesas de Dios en su Palabra, no son para desobedientes, y no arrepentidos, sino para aquellos que han recibido a Cristo como único y  suficiente Salvador de sus vidas, desde ese momento entonces comienzan las promesas de Dios a obrar en el convertido.

Publicaciones recientes