Velar siempre

Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. 1Tesalonicenses 5:6.

Reflexión :

El que está dormido no sabe nada de lo que pasa a su alrededor, y no recibe al que viene, porque no le ha interesado recibirle. La Palabra nos dice que estemos despierto, como el que espera a una persona, no distraída en las cosas del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes