Hay que nacer del agua y del espíritu, para entrar en el reino de Dios

Respondió Jesús: De cierto te digo que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Juan 3:5.

Reflexiòn:

El agua representa una limpieza espiritual en el hombre, y esta relacionada con el bautismo del nuevo creyente. En cuanto al Espíritu, es el cambio, la transformación que recibimos en nuestras vidas, una vez creemos en Jesucristo, somos llenados del Espíritu Santo, para asì tener un verdadero cambio, y heredar de una forma limpia y pura, el reino de Dios amen.


Por: Domingo Cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes